Arena formentera

Envío gratis desde 60€ en Península – Paga en 3 plazos sin intereses (0% TAE)

10% de descuento por realizar tu REGISTRO

Envío gratis desde 60€ en Península – Paga en 3 plazos sin intereses (0% TAE)

10% de descuento por realizar tu REGISTRO

Consejos de mantenimiento

Descubra nuestros consejos para mantenerlas lo mejor posible y hacerlas durar en el tiempo.

Vestidos y Camisas de Arena Formentera y Sabbia Tulum

Tus ropa de Arena Formentera debe ser mimada. Para ello, te aconsejamos que sigas las instrucciones de cuidado de la etiqueta, ya que algunas prendas confeccionadas con estos materiales no se pueden lavar.

En general, aquí tienes algunos secretos para cuidarlo:

1. Lavado a mano o a máquina
Lavado a mano: Las prendas de viscosa o rayón son frágiles cuando se humedecen por eso lo mejor es lavarlas a mano siempre que puedas. Utiliza agua fría y un detergente delicado a mano con fórmula neutra para mantener el aspecto, color y suavidad de estas prendas. ¡No las escurras o retuerzas! Podrías dañar sus fibras.
Lavado a máquina: Si lavas la prenda de viscosa en la lavadora conviene protegerla usando una bolsa de tela para lavado (para evitar roces y desgarros). Utiliza un programa corto para prendas delicadas, agua fría y un detergente a máquina especial para este tipo de ropa.

2. Secado
Después del lavado, sacude la prenda de viscosa con suavidad y cuidado para quitarle la humedad. También puedes enrollar la prenda en una toalla seca. Hagas lo que hagas, después déjala en una superficie plana para que se termine de secar, pero… ¡no uses secadora!

3. Planchado
Para evitar dañar las fibras de viscosa, antes de planchar, humedece ligeramente la prenda. Para una mayor protección, dale la vuelta y coloca un paño blanco entre la superficie caliente y ésta.

Bañadores y Bikinis

Aquí hay algunos consejos valiosos para mantener tus trajes de baños a lo largo del tiempo:

  • Enjuague su traje de baño con agua dulce después de cada uso;
  • Preferentemente lavar a mano con agua tibia y jabón, sin frotar, escurrir o dejar la pieza del baño en remojo durante demasiado tiempo;
  • Evite cualquier contacto con aceites y protectores solares que puedan atacar las partes elásticas o alterar los colores;
  • No laves en seco tu traje de baño ni lo planches.